martes, 6 de noviembre de 2012



¿Es necesaria la Formación continua del trabajador? 


Vivimos en un mundo en constante cambio. En los últimos años las evoluciones tecnológicas han sido tan tremendas, y se han producido con una rapidez inusitada  que los conocimientos adquiridos se quedan anquilosados de un día para otro.

No es suficiente tener un título académico, puesto que eso sólo te da unos conocimientos básicos sobre la materia. Es necesario mantenerse al día de los avances, cambios o actualizaciones que continuamente aparecen.



En el ámbito laboral, el perfil del trabajador parado y sin ganas de aprender ya no es conveniente en ninguna empresa. Porque la misma empresa tiene que adaptarse a los continuos cambios tecnológicos, de mercado, etc. Y ello supone que los trabajadores deben tener esa misma capacidad adaptada  Por lo tanto, aquel que no se recicle estará perdiendo oportunidades profesionales y lo que puede ser peor quedarse sin empleo.

Ya las tareas rutinarias y repetitivas se reservan cada vez más a las máquinas. Al operario se le exige más dosis de responsabilidad, iniciativa, autonomía y capacidad de razonamiento. En definitiva, una mayor preparación para resolver situaciones complicadas o tareas que una máquina no pueda llevar a cabo.

De ahí que las empresas no solo busquen personal cualificado, sino que se preocupen de que sus trabajadores estén bien formados. Eso repercute positivamente en sus resultados.


Por eso la formación continua es más una necesidad que una obligación para las empresas, al igual que para los trabajadores. Ambos han de tomar conciencia de lo mucho que tienen que perder si no mejoran sus competencias y reciclan conocimientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada